No cabe duda, que Netflix es una empresa actualmente exitosa: está presente en al menos 190 países, tiene 200 millones de suscriptores y reporta cerca de 950 millones de dólares en ganancias mensuales.

A estas alturas, quien no hay caído en las redes de Netflix. Durante la pasada pandemia, bueno ya ahora … ¿cuánto entretenimiento ha ofrecido esta empresa a millones de personas? ¿Quién no se “ha enganchado” a alguna de sus series? ¿Cuál o cuáles son tus preferidas?.

La empresa con sede en “Los Gatos” California, transformó la manera en la que actualmente consumimos televisión, ha revolucionado la industria del entretenimiento hasta tal punto que sus películas ya compiten (y ganan) en los grandes festivales de cine y la televisión.

Saber que el negocio de los DVD´s era temporal, hizo que no nos acomodáramos.Reed Husting

Lo que está claro, es que una empresa con ese éxito empresarial, siempre cuenta con gente extraordinaria  y talentosa. Las  personas que conforman y constituyen Netflix, tienen una  forma de pensar diferente, una formula de hacer las cosas contrario a lo “establecido”.

Poseen un  sentir de equipo, que baja los egos y suma el colectivo;  una manera de comportarse con  unas reglas propias sobre  qué lo valorable y apropiado y lo que No lo  es. Todo ello es el  resultado de una cultura organizativa única “muy Netflix”.

Netflix también se ha convertido en referente en el terreno del liderazgo, de la gestión de equipos y de sus recursos humanos. En el post de hoy, destaco  algunas de sus claves y te mostraré algunos recursos para que puedas, si te apetece, profundizar más en esta empresa, su líder  y su manera proceder, por supuesto, no apta para todos las compañías ni organziaciónes.

Un lider llamado Reed Hastings

 Wilmot Reed Hastings Jr.  Nació en Boston, un 8 de octubre de 1960. Reed se graduó de una escuela privada en Cambridge. Posteriormente ingresó a Bowdoin College donde estudió matemáticas. Fue profesor se escuela y luego doy el salto a los negocios.

Ahora es un millonario empresario, filántropo, cofundador, presidente y director ejecutivo de Netflix. Forma parte de las junta de Facebook, y mentor de Mark Zuckeberg. Se define como un tipo agradable, generoso y muy competitivo.

Ha realizado la promesa de que donará la mitad de su fortuna a obras benéficas. Su verdadera pasión es la educación y, actualmente está trabajando activamente por crear escuelas más estimulante, adaptadas a cada niño y más creativas.

Mi propósito ahora es aumentar el valor de Netflix para firmar más cheques para las escuelas, así esa ahora mi vida; perfecta

4 Indispensables de la cultura empresarial de Netflix

Hasting tuvo la necesidad de mostrar al mundo cómo se hacen las cosas en Netflix y las ha contado a través de su  libro “Aquí no hay reglas. Netflix y la cultura de la reinvención “ (Conecta), libro que desvela por primera vez la poco ortodoxa cultura de una de las compañías más creativas y exitosas en la historia de Silicon Valley.

Liderazgo y prioridadesLo hace junto a Erin Meyer, autora del bestseller The Culture Map y profesora de INSEAD, una de las escuelas de negocios internacionales más importantes del mundo.

Extraigo de ese libro, 4 aspectos fundamentales de su cultura, pero desde luego hay mucho más. Practicas, ejemplos, políticas salariales, de selección, etc. Vamos a por ellos:

1- Mucho talento por metro cuadrado.

Apostar por el talento, otro de los aspectos que tienen en común las empresas de éxito. La “densidad de talento” es por lo que su fundador apostó. Atraer a los mejores profesionales para su compañía, y una vez dentro, cuidarlos, reconocerlos ( les paga con salarios muy altos)  y proyectarles a  una carrera de continuo crecimiento y desarrollo.

Quiere a los mejores para trabajando con los mejores.  Elegir y apostar por los más cualificados. Trabajar en equipos con alto desempeño, hace que cada integrante del equipo quiera estar a la altura.

“Las empresas que cuentan con una densidad de talento elevada logran que más profesionales con talento quieran trabajar en ellas, retroalimentándose”

 2- La sinceridad como valor principal.

El primer lema de Netflix: «Decir de una persona solo lo que se le diría a la cara»

La cultura de la sinceridad debe trabajarse bien. Obviamente, puede decirse todo, pero hay les entrenan para que las aportaciones y críticas  sean constructivas, nunca personales y, por lo tanto sean respetuosas y nunca ofensivas.

En Netflix tienen interiorizado que del error se aprende, y que siempre se trata de mejorar y ser mejores. Para que esto sea posible, este rasgo de la cultura se trabaja en los equipos diariamente, equipos altamente maduros y profesionales.

Lo que está penalizado es tener el conocimiento, una idea o una alternativa posible y callártela. Eso iría en contra de la cultura de la sinceridad.

Además de la sinceridad tanto el coraje de afrontar esa situaciones y  la generosidad de ofrecer información,  compartir esa opción y estar dispuesto a recibir información discordante o diferente a la tuya  son otro de los valores subyacente.

Rendimiento alto + sinceridad altruista = rendimiento extremadamente alto

3- Palabras prohibidas:

“Te lo dije…”. Comentábamos antes la importancia de ser honesto y sincero, y eso hace que los profesionales se sientan fuertes y la vez que muestren vulnerables.

Para que ambas variables se den, hay que tener contar con un  nivel de confianza y de seguridad alto. La apuesta por el talento, hace que la compañía confíe en sus equipos, hace que se comprometan alineándolos son su visión, y esto les da el poder para que puedan, tomar decisiones desde la libertad y la responsabilidad.

El famoso “te lo dije” es lo más dañino para la auto confianza y lo más bloqueante para la creatividad y la innovación. Así que, esa rase,  no puede pronunciarse en las reuniones de Netflix. Iría en contra de sus valores e impediría  as sus profesionales desarrollar esa conciencia colectiva de  seguridad y aprendizaje.

4- Apostar por el desacuerdo.

Cuando los profesionales se sienten motivados, comprometidos y desarrollan al máximo de su potencial, hace que las relaciones entre las personas de los equipos sean fuertes y positivas, fomentando  así altos niveles de confianza, baja resistencia al conflicto y una alta orientación a resultados.

De hecho, se encuentran cómodos en el desacuerdo.  Y, es posible, por esa cultura de la sinceridad, que vimos en el punto dos.

Las decisiones acorde a nuevos  proyectos, desafíos, nuevas ideas, etc. se exponen para que haya debate., creen que sólo desde puede haber crecimiento y mejora. Las discusiones constructivas, potentes y retadoras son bienvenidas.

En Netflix estás obligado a buscar —y lo agendas— puntos de desacuerdo, a preguntar a tus compañeros —tan élite como tú— a que opinenaportenargumenten y critiquen de forma ágil y sin eternizar las decisiones críticas. la siguiente  frase resume muy bien cómo es esa cultura Netflix.

Me enorgullezco de tomar la menor cantidad  de decisiones por trimestre Reed Husting

10 Aspectos clave de la cultura de Netflix

  1. Profesionales “empoderados”: altamente cualificados y muy bien pagados.
  2. Libertad y responsabilidad, owners de sus propias decisiones.
  3. Fuerte compromiso. Cada uno de ellos se siente el dueño de Netflixs
  4. Se toman decisiones valientes, audaces y ágiles cada día.
  5. Poseen altos niveles de confianza y practican  una comunicación abierta y sincera.
  6. Proporcionan un alto valor al error y su aprendizaje
  7. Liderazgo que da ejemplo en primera persona de su cultura.
  8. Obsesión por los procesos y la mejora..
  9. Compartir información de manera continua
  10. Transparencia y sinceridad

Un Bonus Track: En Netflix no somos una familia

En un equipo productivo, la colaboración y la confianza funcionan porque todos sus miembros poseen unas aptitudes excepcionales, tanto para desempeñar su labor como para trabajar bien con los demás.

Para que se considere que un individuo es excelente, este no puede limitarse a ser excepcional en el plano deportivo; debe ser generoso y anteponer el equipo a su ego. Debe saber cuándo pasar la pelota, cómo ayudar a sus compañeros a progresar y ser consciente de que la única manera de ganar es que el equipo gane junto.

Ese es exactamente el tipo de cultura a la que aspiramos en Netflix. Fue entonces cuando empezamos a decir: SOMOS UN EQUIPO, NO UNA FAMILIA

Además, te dejo esta charla TED ilustrativa de su personalidad, la cultura de Netflix y donde da pistas para conocer más los planes de futuro de esta exitosa compañía y pasión cambiar por la educación.

Confío en que te haya resultado igual de inspirador que a mí.

Inhalo sorpresa, exhalo siempre gratitud.