No podemos obviar que  las condiciones  y el escenario en que se desarrolla la actividad profesional,  han ido  cambiado en  los últimos meses.

Por lo tanto, debemos adaptaros a esta  nueva realidad. Hay que aprender a  motivar, gestionar y liderar a nuestros equipos.  La clave será  sentirnos  muy cerca de ellos, a pesar de  la distancia.

Precisamente, liderar desde la distancia, se ha vuelto una habilidad clave,  del liderazgo del  siglo XXI, y que contribuye al éxito de las organizaciones.

Lo importante es la calidad del trabajo, no desde dónde se haga.

Cómo hemos podido comprobar, esta nueva forma de trabajo mixto o teletrabajo, conlleva un cambio de mentalidad. El ejercicio previo de soltar, supone hacer consciente y visible que el escenario ha cambiado, y vosotros como equipo (seguro que) también.

Cambiando la manera de trabajar y entender este nueva fórmula de  trabajo va a resultar más fácil adaptarse a esta nueva modalidad laboral.

Los modelos de liderazgo basado en el control, en el presencialismo, en el micromanegment y  en el  seguimiento de tareas, genera ineficiencias en estos nuevos modelos, y provoca grandes dificultades y frustraciones.

Orientarse al resultado, al logro de objetivos,  enfocarse en la entrega, a poner en valor el producto entregado, las competencias adquiridas, el crecimiento del equipo, etc va a ser crucial en estos momentos para superar estos complicados momentos.

Liderar desde la distancia supone practicar y trabajar sobre las siguientes competencias:

Inteligencia Emocional

Liderar equipos

Significa gestionar las emociones,  propias y la de los otros, dirigirlas y equilibrarlas. Como el liderazgo  comienza por un@ mism@ deberemos prestar especial atención a las  competencias intrapersonales que hacen referencia al modo en que nos relacionamos con nosotr@s  mism@s.

Dentro de esta  competencia, hay tres áreas de desarrollo fundamentales para un correcto desempeño laboral. Son:

    • Auto conciencia, darse cuenta de las emociones que estas sintiendo; Implica reconocer los propios estados de ánimo, los recursos y las intuiciones. Conlleva conciencia emocional, una correcta autoevaluación y  una fuerte auto confianza.
    • Auto regulación  que implica la habilidad para controlar y regular las propias emociones y reacciones. Se refiere a manejar los propios estados de ánimo, impulsos y recursos. Conlleva autocontrol, conciencia y adaptabilidad.
    • Auto motivación que  implica la habilidad para estar entusiasmado con el trabajo que se realiza dentro de la organización de referencia. Tendencias emocionales que guían o facilitan el cumplimiento de los objetivos planteados. Conlleva impulso de logro, compromiso e iniciativa.
    • Empatía implica la habilidad para entender las necesidades, sentimientos e inquietudes de los otros, poniéndose en su lugar, y  así responder correctamente a sus reacciones emocionales. Supone comprensión de los otros, potenciar la diversidad, etc.

La Comunicación

Liderar equipos

Liderar equipos supone gestionar personas y sus relaciones y éstas se basan en la comunicación. Desde el liderazgo se debe ejercer una comunicación de impacto, donde queremos que el equipo consiga resultados, y será una habilidad clave  para los equipos y con muchas implicaciones.

Las personas necesitan relacionarse y comunicarse, por lo tanto, hay que seguir comunicándose e informando, tanto de un modo más formal,  a modo de reuniones,  y comunicaciones etc, como de manera informal y espontánea, como los cafés virtuales, que son espacios  conectar y  compartir entre todos y  que  son  igual de necesarios .

Hay que cuidar y fomentar ambas, la formal y la informal.

Te propongo algunas ideas para Liderar equipos en esta nueva era digital
  1. Comunicación continua y frecuente pero sin agobiar.
  2. Encuentra el momento oportuno. Controla la frecuencia.
  3. Una Comunicación Clara: Los mensajes tienen que entenderse.
  4. Elige bien el canal escrito o oral.
  5. También puedes definir  con tu equipo el #MomentoON,  aquella franja de tiempo en el que todo  el equipo  trabaja a la vez para que sea más fluido, y efectivo.
  6. Utiliza los plurales. Es una comunicación grupal.
  7. Lenguaje rico y motivador que potencia e impulsa.
  8. Avanzar hacia futuro. Potencia el feedback,   y el afán por mejorar.
  9. Trabaja la confianza. Una de las claves de la comunicación es que sobre todo sea creíble. La credibilidad viene apoyada en la confianza que tiene tu equipo en ti. La confianza se trabaja cada día.

Ahora, más que nunca, trabajar “asilados” NO significa trabajar SOL@S.
Os necesitáis. Permaneced unidos.

La motivación

Liderar equipos

Como  uno de los  grandes desafíos de los equipos que trabajan desde casa. uno del mayores desafíos que tienen las personas cuando trabajan desde casa.

Bien porque  tienen muchas distracciones y tentaciones que pueden dificultar la concentración; bien pueden sentirse desconectados  al no haber ese hilo conductor que tenía la presencia física en la oficia , o bien, pueden sentirse asilados, solo y con sensación de abandono, cuando no reciben ninguna información.

Hay que remarcar, que trabajar solo no significa sentirse solo.  Especial atención a rebajar esa sensación de soledad.

¿Cómo podrías  aumentar la motivación de  tu equipo?
  1. ¡Manifiéstate!, estate cerca, habla con  tu equipo. Pregunta ¿cómo están? Interesante por conocer cuál es su situación real.
  2. Realiza esas reuniones cara a cara para conocer qué necesitan.
  3. Responde. Parece algo obvio, pero no responder un correo, o un WhatsApp o una llamada… es  percibido por el otro como un síntoma de vacío total.
  4. Informa. Comunica de manera frecuente y de manera clara.
  5. Energía a tope.  Siéntete vital y confianda, y contágialo a tu equipo. Sonríe. Siéntate recta o haz las reuniones de pie.
  6. Hazles saber el propósito de la compañía. Dota de significado su trabajo.
  7. Felicita, reconoce el trabajo bien hecho!
  8. Eleva el Orgullo de pertenencia. Somos seres sociales, necesitamos la compañía de los otros.. Que se enciendan las cámaras, veros las caras, compartir fotografías, etc.
  9. Mejora su calidad de vida acoplando tiempo y necesidades..
  10. Tiempo para Desconectar. Respeta horas y días de descanso, si quieres que los cumplan contigo. Contar con trabajadores bien descansados  no estresadas es altamente beneficios para el equipo.
  11. FeelingMeeting;  Reuniones para gestionar y potenciar las emociones.  Encuentra  espacios  para reuniros y hacer chequeo emocional preguntando: ¿cómo estamos? ¿qué necesitamos cómo equipo? una de las grandes claves del #liderazgoemocional, conocer cómo las emociones bloquean o impulsan a tu equipo. Además de trabajar la confianza, el clima, y el compromiso del equipo.

La cohesión potenciará  vuestra fortaleza y #talento.

Capacidad de Planificación y Organización

Fundamental para que  ganar  eficiencia y eficacia. Otro de los aspectos sumamente importante y que es fundamental para que todo vaya fluido, es que tiene que estar todo bien organizado y planificado.

Al trabajar en remoto, entendiendo que cada uno está en lugar diferente, lo que tenemos que ser es muy riguroso con el orden y con la planificación. El equipo será un caos, si nosotros  como líderes somos un caos.

La gente quiere sumar, aportar y sentirse útil, de ello depende su productividad y su motivación,  así que hazlo fácil.  Empieza por organizarlo todo Atent@:

  1. Dota de tecnología y herramientas.
  2. Asegúrate que el equipo conoce y domina esas herramientas, sino presta ayuda o pide formación . Eso  les dará seguridad.
  3. Clarifica roles, tareas y funciones de cada persona. Lo necesitan para desempeñar su puesto con profesionalidad y excelencia.
  4. Define bien los objetivos: Utiliza la función de SMART o META.Com,
  5. Marca bien los indicadores que te permiten a ti y a cada persona de su equipo medir como van en relación a esos objetivos.
  6. Realiza el seguimiento de manera más frecuente, quincenal o mensual. Que todo el equipo conozca su evolución y grado de cumplimiento en cuanto a los objetivos.
  7. Haz reuniones eficientes.
  8. Define momentos de aprendizaje:
  9. Delega, no tiene que pasar por ti todo. Confía, pero también instruye, formar, educa.Potencia la autonomía del colaborador.
  10. Comparte tareas: Para reforzar el sentimiento de equipo y repartir y equilibrar tareas, haz que se comparta el trabajo en parejas o tríos si puedes. Así de manera indirecta estarás cubriendo el sentimiento de equipo y pertenencia además de fomentar  esa  comunicación formal e informar entre ellos.

El teletrabajo ha llegado para quedarse. Es una  oportunidad fantástica para potenciar  y  aumentar el compromiso, y la  motivación de tu equipo. Cuando estas con un equipo realmente motivado y comprometido es una experiencia increíble y los resultados de la productividad conseguidos son  altos.

El teletrabajo ha venido  para quedarse así que sacar el máximo rendimiento para ti el primero.

Ten siempre en mente, y convéncete que lo que importa es la calidad del trabajo, el resultado, y no desde dónde se haga.

Si quieres profundizar, sobre este tema,  te dejo aquí un enlace para acceder a mi curso sobre “liderar en remoto” a través de la plataforma de CLASE CERO 1. Donde  tendrás herramientas sencillas y fáciles de aplicar desde el primer día. Espero que te resulte útil.

Inhalo sorpresa exhalo gratitud.