Aun estoy recuperándome  del primer discurso del recién nombrado presidente, Donald Trump y de la salida del matrimonio Obama de la Casa Blanca. Cuando esta semana, oía por la radio, su primer  discurso como Presidente, me asaltaron muchas preguntas. Entre ellas, hubo una que me dejó confusa, desconcertada y sin respuesta, (al menos  por el momento): ¿Trump es un buen  líder?

Tras unos segundos, al ver la imagen de los Obama subiendo al helicóptero, que de manera metafórica les alejaba de la Casa Blanca, me dio la idea para este post. Escribiría sobre los Obama, Barack y Michelle ambos, para mí, unos grandes líderes.

Ellos marcaron un antes y un después en la historia de los Estados Unidos, cuando Barack se convirtió en el primer presidente de raza negra. Ha roto moldes desde el inicio de su presidencia y han marcado la diferencia en cada discurso, en cada aparición pública, etc.  Barack llegó acompañado de Michelle como primera dama. Ambos han estado caminando de la mano y sin hacerse sombra el uno al otro. Se han mantenido unidos, mostrando gestos de complicidad y de mucho sentido del humor. Creo que uno de sus éxitos ha sido combinar ser el matrimonio más poderoso de Estados Unidos con ser un matrimonio de a pie,  sin renunciar a pequeños placeres del día a día y seguir atendiendo sus obligaciones y responsabilidades presidenciales. Más allá de que ambos son abogados, son personas inteligentes, diplomáticas y respetuosas, con un gran carisma y que representan en sí mismos, el sueño Americano.

Lo que más desacataría es que tienen muy presentes sus valores, y los han honrado cada día. Esto, para mí, es lo que ha marcado su liderazgo y, lo que les ha convertido en un referente a seguir por muchas personas en el mundo.

“Barack y yo, crecimos con muchos de los mismos valores;

trabajar duro por lo que quieres en la vida;

que la palabra sea tu enlace: haz lo que digas que vayas a hacer.

Trata a las personas con dignidad y con respecto,

Incluso si no las conoces

e incluso si no estás de acuerdo con ellas. (Michelle Obama)”

 

Destacaría los siguientes valores que, bajo mi punto de vista, caracterizan un buen liderazgo;

  • Humildad: Hay muchos gestos que han puesto de manifiesto su humildad. A él, lo hemos visto, chocar la mano con un empleado de la empresa que visita, bajarse de su limusina ponerse en la fila de una heladería como uno más y comerse el helado sentado al lado de otro transeúnte, etc. Y, a ella, la hemos oído cantar rap, bailar y hacer flexiones en un programa de la TV, todo ello con alegría sin tapujos ni complejos.
    • Tanto si me habéis votado como si no, os he escuchado, he aprendido cosas de vosotros, y he habéis hecho que sea mejor presidente” (B. Obama)

 

  •  Gratitud: Da las gracias a su equipo, rivales, votantes y no votantes. Siempre agradece. El último gesto, lo hemos podido ver en su despedida de la Casa Blanca, cuando él junto con su mujer sirvió la comida al personal como forma de agradecimiento de todos los años que han estado a su servicio.
    •  Gracias por creer hasta el final, a través de cada colina y cada valle. Me habéis llevado sobre vuestros hombros todo el camino y siempre agradeceré todo lo que habéis hecho y vuestro increíble esfuerzo (B. Obama)”

  • Vulnerabilidad: En muchas ocasiones han mostrado su sensibilidad y empatía; han llorado en público, han reído, han bailado…  Esta demostración de mostrarse tal como son  y ser espontáneos, ha resultado para algunos, chocante e inapropiado. Pero es lo que les ha  acercado más a la gente y  a generado más confianza. Mostrar esa vulnerabilidad, a la vez, les hace ser muy seguros de sí mismos.

  • Confianza: hay que creer mucho en uno mismo, saber que no hay nada que esconder y mostrarse autentico. Esto solo lo pueden hacer aquellos que tienen grandes dosis de confianza, en sí mismos y en las personas que los rodean.
    • Os estoy pidiendo que creáis. No sólo en mi capacidad de traer el verdadero cambio a Washington… Os estoy pidiendo creer en la vuestra” (B. Obama)

 

  • Objetivos Claros y Persistencia: No han dejado de aprender, esforzarse, superarse, trabajar, leer, escuchar y luchar por lo que soñaban y querían. Un ejemplo a nivel político ha sido el Obamacare, sé que ha sido muy polémico, pero quiso intentar dar una cobertura sanitaria a los estadounidense y lo ha conseguido (no entro a valorar más allá, sólo quiero ponerla como ejemplo de trabajo duro y persistencia). Algo obvio, pero real, el mayor ejemplo de persistencia y trabajo duro es haber cumplido el sueño de ser el Primer Presidente Negro de los EEUU.
    • “Una de las lecciones con las que crecí, fue mantenerme fiel a mi misma , y nunca  permitir que otros me distraigan de mis metas”(M.Obama)”

Vamos ahora con una pequeña reflexión:

Piensa en un líder que a ti te motive, agrade, sigas o tengas como referente.

¿Qué valores le asocias?

 

Intenta buscar ejemplos que los refuercen.

 

¿Te sientes identificado con alguno de ellos, ¿Cuál o cuáles?

 

¿Qué ejemplos en tu vida honran este valor?. Pon ejemplos.

 

¿Qué conducta o pensamiento seria lo contrario a este valor?

 

En alguna ocasión has pensado o te has comportado así, contrario a tu valor. ¿Cómo te has sentido?

 

 

 

En este blog hemos hablado varias veces de valores.

Creo que es algo fundamental conocerlos o descubrirlos, porque son la brújula que guía tu vida.

Cada día levántate y actúa acorde a ellos, Te hará más feliz y te hará estar en paz.

Inhalo sorpresa, exhalo siempre gratitud.

PD. foto cogida de www.fmdos.cl